sábado, 14 de marzo de 2009

EN VIÑETA: Acercándonos al cómic

Líneas cinéticas, onomatopeyas, ideogramas, ... características esenciales de un género que ha sufrido un gran abandono en nuestro país, motivado por la falta de apoyo tanto de lectores como de editores. Olvidado por quienes lo consideran un simple divertimento juvenil ideal para iniciarse en la lectura, y denostado por aquellos que lo consideran el hermano menor y feo de la literatura.

Atrás quedaron los gloriosos tiempos de los Mortadelo, Astérix, Rompetechos, Tintín o la Liga de la Justicia de los superhéroes americanos. A día de hoy trata de renovarse y resurgir bajo el pseudónimo de novela gráfica con un formato mucho más similar al libro convencional que ha hecho que se pueda encontrar camuflado en las estanterías de librerías y centros comerciales, al alcance del gran público.

Abro este pequeño rincón dentro del Blog para acercar a los compañeros del Club al noveno arte: el cómic.

Fragmento de la obra: Pirateando cómics de Dylan SissonAquí comentaré de forma informal algunos títulos con la esperanza de que os animeís a echarles un vistazo y perdaís el miedo a leer en viñeta. Así mismo, estoy seguro que alguno se atreverá también a recomendar alguna de sus obras preferidas dentro de este pequeño mundo.

Un saludo a todos

2 comentarios:

Club de Lectura dijo...

Buenos días a todos:

Muchas gracias a Toxic Boy por presentarnos EN VIÑETA. Estaremos atentos a las recomendaciones que nos sugiera sobre el hermano menor y feo de la literatura.

Creo que el cómic está arrinconado por la literatura con mayúsculas y por las imágenes de cine, vídeo, televisión e Internet. Tiene cualidades de todas esas formas y ése, precisamente, es el músculo que tiene que sacar ante quien lo minusvalora.

El cómic plantea narraciones con un apoyo visual esencial, pero también son imágenes con un apoyo literario básico.

En fin, Pablo que queremos leer cómics. Que siempre aprenderemos algo, incluso algo que seguro teníamos olvidado.

SALUDOS A TODOS

Concha dijo...

El comic, creo, nos sirvió, en tiempos muy pretéritos para amar la lectura. Nos enseñó a ser observadores, a levantar y bajar la vista una y otra vez. ora para leer los pequeños textos recluídos en la nube, ora para para extasiarnos con los preciosos dibujos con que el artista nos introducía en sus pequeñas historias.
El comic es muy importante para los niños porque, al tiempo que les entretiene les forma y les invita, tanto a intentar hacer un pequeño dibujo como a construir alguna frase. Después, la imaginación o la creatividad harán el resto.
Fui una devoradora de comics, en mi infancia y adolescencia. El primer libro que me regalaron fue "MUJERCITAS". Tenía texto y tenía viñetas. Lo leí y releí cientos de veces. Las cuatro protagonistas, Jo, Meg, Bethi y Amy me cautivaron. Jo era mi favorita. Quería ser escritora. Como yo misma.
Me he dado cuenta de que no he he equivocado al escribir sus nombres. Mi memoria fresca.
Saludos.