jueves, 12 de marzo de 2009

Sesión 18: ESPAÑA INVERTEBRADA de José ORTEGA Y GASSET


Buenos días a todos:

El pasado lunes, 9 de marzo de 2009, tuvimos la sesión en la que comentamos las obras ESPAÑA INVERTEBRADA de José ORTEGA Y GASSET.

Entregamos el libro para la siguiente sesión NOCILLA DREAM de Agustín FERNÁNDEZ MALLO.

Dimos la bienvenida a Socorro en su primer día de asistencia al club y la deseamos que disfrute, y le sirva, la lectura y el grupo.

Respecto de las ideas tratadas en el comentario a ESPAÑA INVERTEBRADA de José ORTEGA Y GASSET:

1) Las obras han gustado a todos, parece que sin excepciones.

2) Existen muchas palabras que hemos tenido que buscar en el diccionario porque el lenguaje del autor es amplísimo.

3) Apuntamos que el autor escribe muy bien, para algunos barroco pero para otros logra hacernos fácil pensamientos profundos y complicados.

4) Señalamos que son escritos de 1920. Textos y pensamientos de hace 90 años que para algunos son actuales y para otros no.

5) Son actuales en cierta medida por afrontar problemas que hoy creemos que son exclusivamente de estos días, caso de los nacionalismos, de la condición del español ante la política, de la mirada a Europa, etc.

5) No son actuales por apuntar que el poder social en esa época lo ostentaba la política, la Iglesia, los intelectuales y el dinero. Casi existe unanimidad respecto de considerar que hoy, exclusivamente, es el poder económico quien determina lo político, las creencias y las opiniones. Aunque quizá debiéramos reflexionar más sobre ello en otra sesión...

6) No podemos por menos de subrayar que el autor quizá sea el pensador más relevante del pasado siglo en España. Sus obras tratan la filosofía, la pedagogía, la historia, la política, la psicología, etc. Posibilitó que España conociese a múltiples pensadores de la talla de Einstein, Heidegger, Scheler, etc.

7) Esta obra es ejemplo de la capacidad de análisis y anticipación que tenía al prefigurar las dictaduras y problemas políticos que vendrían posteriormente a 1920, en sus temas sobre el papel de las masas y cómo optan por la acción directa, o el deseo de cada masa de salvar el destino de España sin considerar los intereses de otros grupos.

8) Reconocemos que cabe malinterpretar el concepto que utiliza de masa debido, sobre todo, a la acepción que hoy tenemos respecto de los medios de comunicación. Ortega estima masas tanto las obreras, como las burguesas, como las militares, etc.

9) Debatimos sobre la acepción que utiliza de guerra o lucha, debiéndose entender en el sentido de que los españoles queremos vencer en lugar de convencer. Un valor esencial para vertebrar España, piensa Ortega, debe ser el bregar con opiniones e intereses diferentes a fin de encontrar un punto de estabilidad aceptable por todos, en lugar de deshacerse de aquél que no tiene nuestra posición. Lamentablemente, también es un pensamiento premonitorio.

10) Entramos a valorar lo adecuado de ser dirigidos por los mejores y el menoscabo de éstos por las masas. De ello, manifestamos la pérdida de valores, de sentido, de proyecto de la España actual. Algunos notamos que España tiene problemas como el resto de países y que ello debe resolverse con los cauces establecidos sin requerir de acción directa alguna.

11) Estimamos que las masas de Ortega son un punto valiosas, por cuanto podrían definirse hoy como sociedad civil, o grupos con intereses propios que defienden con medios reglados, como asociaciones, sindicatos, patronales, partidos políticos, etc.

12) Como no podría ser por menos, entramos a considerar el nacionalismo hoy en España. También nos encontramos con el valor que el nacionalismo-particularismo tiene para Ortega, cual es aportar mayor cultura y posibilidades a España, dentro de una explícita negación del derecho de autodeterminación.

13) Respecto de esto, debatimos sobre la propuesta de Ortega, a saber: [...]no tanto juzgar el particularismo sino entenderlo[...]. Particularismo que para Ortega es tanto periférico como central.

14) Ortega valora el papel de la pluma, de los escritores, en la formación de la sociedad de su época. Hoy extrapolamos ese papel del escritor al poder que los medios de comunicación actuales ostentan sobre la opinión pública, y de ello en lo político.

15) En la sección "MIS LIBROS": no nos da tiempo a nada.

16) En la sección "PETICIONES DEL OYENTE": no nos da tiempo a nada.

17) En la sección "POEMA DE CIERRE", aunque fuera de tiempo, no podemos dejar de leer un poema que hizo Antonio Machado al autor que aquí tratamos:

Al joven meditador José Ortega y Gasset

A ti laurel y yedra
corónente, dilecto
de Sofía, arquitecto.
Cincel, martillo y piedra
y masones te sirvan; las montañas
de Guadarrama frío
te brinden el azul de sus entrañas,
meditador de otro Escorial sombrío,
y que Felipe austero,
al borde de su regia sepultura,
asome a ver la nueva arquitectura
y bendiga la prole de Lutero.


Como siempre, notamos la dirección del Blog para aquellos que reciben esto por correo electrónico:

http://www.clubdelecturazamora.blogspot.com/

Finalmente, no recuerdo, por el momento, nada más sobre la reunión. Como siempre, si alguno tiene que notar, rectificar, subrayar, etc., algo, escribidlo. Este es nuestro foro.

SALUDOS A TODOS

1 comentario:

anatema dijo...

Somos ingratos al no dejar, aquí, nuestra impronta o, al menos, lo que esta lectura nos ha sugerido o nos ha puesto de manifiesto, cual es, comprobar con cierta amargura, que,pese al tiempo transcurrido las cosas no hayan cambiado nada. Sigue le pueblo español siendo tan pacato, tan servil, tan cobarde. El mismo pueblo de entonces, ése que consideraba al político personaje PERSONAJE con mayúsculas, lo cual le lleva a ser vanidoso, estúpido e inmoral.

Desde mi punto de vista, creo que el hombre de la calle debería de apartarse del político, apartarse físicamente, es decir: no acercársele para saludarle o para darle palmaditas en el hombro, no mostrar ningún tipo de admiración cuando se nos aproxima, no mostrar interés por su persona, o no más que hacia cualquier otro viandante. Pienso que la sociedad, el pueblo, ganaría mucho si no se encumbrara como se encumbra a esta clase social, creo que tanto baboseo les hace petulantes y lo que es peor, les convierte en seres fátuos, pedantes, inútiles, lastres al fin para los pueblos, lo que genera cierta frustación.

Ortega fue, tal vez, el mejor pensador de su tiempo. Ahora tenemos a otro, Juan Mauel de Prada, que ha llegado para sustituir a aquél. Su clarividencia es más que notoria y su capacidad de análisis brillante.

"La España invertebrada" es una lectura brillante pero al mismo tiempo inquietante, tal es el grado de inmadurez del pueblo español, su falta de rigor a la hora de juzgar a sus políticos, su escaso conocimiemto para saber discernir lo que está bien de lo que está mal. Una lectura atemporal que, en la actualidad, nos descubre el estancamiento intelectual del pueblo español.