lunes, 12 de enero de 2009

Paseando sobre el Drina

Un jóven salta desde el puente sobre el río Drina durante una competición de saltos en Visegrad. Foto:REUTERS/Stringer

Durante el parón navideño hemos pasado unos agradables días pegados a la gran obra de Ivo Andrić, Un puente sobre el Drina. Seguro que algunos de nosotros hemos imaginado el puente y nos gustaría dar un paseo sobre él y sentarnos placenteramente en la kapia a disfrutar de un atardecer estival. Por ello dejo aquí un vídeo donde podemos contemplar el estado actual del puente:


El puente continúa su historia más allá del relato de Ándric. Pese a resistir grandes inundaciones y parecer por siempre invulnerable, durante la Primera Guerra Mundial, acontecimiento narrado en la obra, tres de sus arcos fueron destruidos y en la Segunda Guerra Mundial cinco de ellos resultaron dañados. Afortunadamente fueron restaurados con posterioridad, como se observa en las imágenes. Más recientemente, en 1992, el puente volvió a vivir trágicos acontecimientos durante la Guerra de Bosnia en la denominada masacre de Visegrad, donde más de tres mil bosnios murieron a manos serbias continuando con la eterna violencia de la que habla el libro.

En el año 2007, la UNESCO declaró el Puente Mehmed Paša Sokolović como Patrimonio de la Humanidad.

5 comentarios:

COLORES dijo...

Buenos días:

Esto es, en mi opinión, una entrada clara, somera, útil y atractiva de un libro tratado en el club.
Afortunadamente "Toxic Boy" todavía tiene mucho que enseñarnos a lo largo del curso.

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

¡Hola! Muchas gracias por el video. Yo fui al mapa a ver dónde estaba Visegrad cuando lo estaba leyendo, no se me ocurrió internet.
A mí me ha gustado mucho porque transmite una historia que yo no conozco: la caída del imperio otomano y los nacionalismos con los que vivimos hoy.

LUZ dijo...

Hola a todos
Este libro la Violencia, me está sobrecogiendo, pues esto de que la sociedad está enferma es absolutamente cierto, pero ¿ qué hacer para que esto se pare? Me parece que tiene muy mala solución, quién destrona a la publicidad a los videos juegos ,Internet y a otras muchas cosas. Me parece que cada vez estamos peor y no le veo la solución. Saludos

Elisa dijo...

Hola a todos,saludos desde Madrid.
Esta semana he echado de menos copartir la sesión del club. Aún estoy disfrutando de la lectura del libro.
Me ha gustado mucho ver el montaje fotográfico del puente, ¡es mucho más grande de lo que imaginaba!Impresiona saber que sigue ahí hoy en día tras haber leído los avatares de la construcción del puente hace tantos siglos. ¿Nadie se ha preguntado como habrá transcurrido la construcción del puente románico de Zamora?

Anónimo dijo...

Te agradezco tu ayuda para que yo pudiese conocer el puente sobre el Drina, el protagonista de la excelente novela del mismo nombre, cuya edición de Plaza y Janés de hace muchos años la conseguí por $15.00 mexicanos en una librería de viejo. Es una excelente reseña y ojalá tuvieses la amabilidad de decirme cómo se aprende a comentar libros. He leído muchos, pero sólo se decir de ellos dos palabras: bueno y malo. Un saludo desde Puebla, Pue. México. Yo te seguiré... marglezmi@hotmail.com