jueves, 18 de diciembre de 2008

Sesión 9: CUENTOS DE LA MONTAÑA de Miguel TORGA


Buenos días a todos:

El pasado lunes, 15 de diciembre, tuvimos la sesión en la que comentamos el libro CUENTOS DE LA MONTAÑA de Miguel TORGA. Entregamos el libro para la siguiente sesión UN PUENTE SOBRE EL DRINA de Ivo Andric.

Recordaros que no tendremos sesión del club hasta el lunes 12 de enero del próximo año 2009.

Gracias a todos aquellos que habéis comenzado a publicar entradas y ser animadores del resto. Seguiremos buscando que este blog sea una vía de comunicación de todos. Para intentar salvar las dificultades técnicas, en la siguiente sesión el 12 de enero, dedicaremos unos minutos a realizar una pequeña prueba de como entrar en el blog, hacer comentarios, editar entradas, etc.

Los asistentes a la conferencia de Luis MATEO DÍEZ, que dio el pasado 2 de diciembre, nos reconocen que les gustó mucho el hombre y su pensamiento. Digno de continuar la lectura de su obra.

Tratamos la última conferencia de las III Jornadas de Claudio Rodríguez y, concretamente, la conferencia de Agustín GARCÍA CALVO titulada "Contra la poesía". A ninguno les dejó indiferentes, desde todas las fases del péndulo llegaron comentarios, aplauso de una visión alternativa, crítica por la incoherencia de ponente, desacuerdo con ideas puntuales, etc.

Respecto de las ideas tratadas en el comentario a CUENTOS DE LA MONTAÑA de Miguel TORGA:

1) El libro ha gustado a la mayoría, salvo honrosas excepciones. Para algunos ha sido el mejor libro que hemos leído, hasta el momento, en este curso.

2) Se le reprocha, por aquellos que no les ha gustado, que es demasiado extenso, que los temas se repiten, que se recrea en la miseria económica y el primitivismo de los personajes, etc.

3) Para algunos la forma de escritura se nos asemeja a escritores castellanos como Delibes, en la forma de tratar los pueblos, el campo, etc.

4) Utilizamos pequeños fragmentos para estudiar grandes pensamientos...

"[...] porque el corazón de los hombres, por muy duro que sea, tiene siempre un punto débil por donde se cuela la ternura [...]" de su cuento Frontera.

5) Toques absolutamente humanos...

"[...] Ahora vamos a cenar los tres juntos -dijo, con la pureza y la ironía de un patriarca-. Usted, señora, hace de lo que es; el pequeñín, lo mismo, y yo, aunque sea indigno de ello, hago de San José [...]" de su cuento Navidad.

6) Maravillosos y breves diálogos que dejan traslucir una vida...

"[...] Una tarde de mayo, morosa y melancólica, su cuñada se presentó en el Tapado.
-¿Qué, luchando contra el mildiu?
-¡A ver qué remedio!
Se hizo un pequeño silencio.
-!Qué bonitas están las patatas!
-No van mal...
Nueva pausa.
-¿Y has merendado?
-Sí.
-Te traía un poco de vino...
Desconfiado se quedó mirándola de arriba abajo.
-¿Qué miras?
-No sé...
-Pues sigue mirando a ver si descubres algo, que ya va siendo hora...
Daniel seguía observándola con la mano crispada en el pulverizador.
-Pero, ¿será posible? -le preguntó finalmente.
-¿Y qué? ¿Era algo del otro mundo?
De manera desabrida le tiró su asco a la cara:
-¿No estás harta, mujer?
-No.
-Pues llama a otra puerta. Yo ya no sirvo.
Por sus mejillas rodaron dos lágrimas.
-No echo de menos lo que tú estás pensando. Yo también estoy vieja. Ya he dejado atrás esas alegrías.
-Entonces, no te entiendo...
-Es que mi corazón no puede callarse. Toda la vida ha estado pensando en ti y no ha podido querer a otro."
de su cuento Un corazón sin sosiego.

7) Descripciones de la cruda realidad convertidas en poesía...

"[...] Desperdigada por la ladera, la cuadrilla, en vez de trabajar, parecía estar festejando a un Dios generoso y pagano. Los bancales eran gradas del Olimpo en donde crecía y se cosechaba el espíritu celeste. Cada canción, un himno de alabanza. Y los cestos repletos que bajaban la escalinata de pizarra a hombros de los fieles devotos, en fila india, sonora y ritual, la dádiva de ese amantísimo Señor, que no pedía más que júbilo a cambio de sus frutos. [...]" de su cuento La vendimia.

8) Finales extraordinarios...

"[...] Se acercó. El pequeño parecía un lechoncito chupando el pecho de su enemiga. Y cuando las otras se quisieron dar cuenta, estaba allí mismo, maravillada, diciendo:
-Cacilda, ¡mira a ver si me atragantas al muchacho! [...]"
del cuento Enemigas.

9) Se trata el tema de los finales. Resultan sorpresivos algunos, otros netamente anunciados, todos elegantes.

10) Comentamos la fijación del autor por presentar las miserias materiales de su tierra Trás-os-Montes, por narrar los ciclos vitales de niños, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos, por recrear experiencias como el amor, el alumbramiento, la agonía, la muerte.

11) Para algunos los textos han permitido evocar historias propias o relatadas por padres, abuelos, con lo que encontramos que todo lo narrado por el autor no es ajeno a nuestra propia historia.

8) Al tratar a Torga y la pobreza de su tierra surge un debate muy interesante sobre si para escribir bien sobre algo ha de conocerse lo tratado, o que un buen escritor es capaz de escribir incluso sobre lo que no ha vivido o conocido. Se citan escritores como Saramago que estiman que su pasado humilde le enriqueció de manera esencial en su vida y escritura. Se queda el debate abierto para otra ocasión.

9) En la sección "MIS LIBROS":

A) La creación del mundo, autobiografía de Miguel Torga.

B) La reliquia de Eça de Queiroz.

C) Desgracia de J.M. Coetzee.

D) Sonata a Kreutzer de Lev Tolstói.

E) Las consolaciones de la filosofía de Alain de Botton

10) En la sección "PETICIONES DEL OYENTE":

A) Se sugiere leer libros con menos miserias, con lo que ineludiblemente comienza otro debate sobre la literatura y la realidad, sobre buscar en los libros escapes a ésta, etc.

B) Se propone leer algo de Saramago, dado que ha aparecido en la sesión.

11) En la sección "POEMA DE CIERRE":

No cupo.

12) "HERMENÉUTICA DEL LENGUAJE":

A) Tratamos el asunto de que frases expresivas como Este cuadro es feo no indican nada del objeto al que parece referir, es decir, el sujeto este cuadro. En realidad alude a un segundo sujeto -el hablante- y su predisposición hacia el sujeto nominal de la frase. El problema, en definitiva, es que en el lenguaje no deslindamos claramente qué y quién lo dice. En el ejemplo anterior si hablamos sobre una cualidad del cuadro, o sobre lo que una persona estima particularmente de ese cuadro.

13) Como siempre, notamos la dirección del Blog para aquellos que reciben esto por correo electrónico:

http://www.clubdelecturazamora.blogspot.com/

Finalmente, no recuerdo, por el momento, nada más sobre la reunión. Como siempre, si alguno tiene que notar, rectificar, subrayar, etc., algo, escribidlo. Este es nuestro foro.

SALUDOS A TODOS

1 comentario:

Concha dijo...

Estoy leyendo esta magnífica obra y me ha impresionado, especialmente, la descripción del empalamiento.
Este tipo de lecturas provocan un desasosiego íntimo al que no se debe renunciar para comprender que al hombre siempre le faltará esa gran dosis de conmiseración, tan necesaria para la erradicación de la injusticia.

Aunque prefiero el ensayo, la obra es interesante.

Saludos.